Llegan en otoño.

Es la tercera generación de un modelo icónico que no ha terminado de calar en el mercado salvo en algunos en los que su éxito comercial es destacable. Empezó con una única y diminuta carrocería que planteaba un modelo sugerente y cómodo para los desplazamientos urbanos en 1998 y desde ahí fue cambiando y trasnformándose. Dio paso a una versión coupé, a una roadster , a un cabrio y a un vehículo híbrido, el smart mhd.1068423_2133607_1024_680_14C662_17

El sueño de un relojero Nicolas Hayeck, se convirtió muy pronto en la pesadilla de Volkswagen, que terminó desestimando su producción, y casi acaba con la paciencia de Mercedes, que fue quien retomó el proyecto. Pero los de Stuttgart se caracterizan por su perseverancia y persistencia, y finalmente lo sacaron adelante.

Smart nació con problemas, salpicado por la famosa prueba del alce que le hicieron al Clase A y que ellos consiguieron eludir a base de mejorar hasta el extremo su estabilidad y especialmente el eje posterior del coche. Salieron al mercado y poco a poco el concepto caló, pese al elevado precio de venta. Pero la espiral de ventas y el éxito en algunos mercados hicieron que el proyecto cambiara. Smart se metió en ampliaciones de gama con nuevos modelos, caros de producir pese al aprovechamiento de numerosos elementos del vehículo original, el fortwo.

Se crearon, ,modelos tan divertidos como poco prácticos, como el smart Roadster o el Smart Coupe, tan innecesarios como el Forfour de su época (desarrollado conjuntamente con el Mitsubishi Colt) o tan absurdos como la brutal versión Brabus desarrollada sobre la variante de carrocería cabrio.

1068309_2133302_1024_680_14C660_074

Todos ellos han perecido y únicamente el fortwo, el smart original, es el que se ha mantenido en ventas y en rentabilidad pese a la crisis de estos últimos años. ¿Por qué? La respuesta es simple: mantenía fielmente el concepto para el que fue creado. Un concepto de vehículo válido, necesario y que únicamente precisa de las necesarias actualizaciones para seguir gustando, seguir siendo ese nicho de mercado.

Así las cosas, es cuando se presenta esta nueva generación de Smart. Una tercera generación que permanece visualmente muy fiel al concepto original del fortwo, tanto que prácticamente todas sus costas, salvo la de anchura que crece en diez centímetros, son las mismas, especialmente la longitud, que se mantiene en los 2.69 metros.

1068311_2133311_1024_680_14C660_093

También mantiene su concepto de todo atrás, motor, transmisión, cambio, propulsión, etc. Y con todo ello el modelo resulta atractivo e innovador. Atractivo porque mantiene la estética, la gran seguridad (desarrollada a partir de la icónica célula tridion que caracteriza el diseño del modelo y es seña de identidad de la marca) y muy especialmente de la amplitud interior y gran sensación de espacio de la que disfrutan los pasajeros.

1068321_2133335_1024_658_14C660_112

Pero esto se rompe con una innovadora y muy diferente versión cuatro puertas del modelo. Un Forfour que muy poco o nada tiene que ver con la anterior variante cuatro puertas del Smart. Cierto es que, a semejanza de la anterior, desarrollada en conjunto con el Mitsubishi Colt, en esta ocasión Smart se ha aliado con Renault para desarrollar sus nuevos Smart a la vez que la marca francesa desarrollaba el que va a ser nuevo Twingo.

El resultado es francamente positivo. El nuevo forfour no es un smart cinco puertas convencional. Es un modelo claramente derivado del fortwo, tanto que parece como si únicamente se hubiera estirado el coche para añadirle las dos puertas laterales traseras. Puertas que abren casi en ángulo de 90 grados, lo que facilita enormemente el acceso y la salida de las pequeñas y reducidas plazas traseras. Más para el uso de niños y pequeños que para el traslado de adultos, pero sin duda prácticas y a veces necesarias.

1068418_2133592_1024_680_14C661_103

La versión Forfour mide 3.49 m delongitud, apenas 80 cm más, lo que permite habilitar tanto este espacio para pasajeros como un maletero de 185 litros que puede llegar a tener capacidad para transportar hasta 785 litros de carga abatiendo los asientos, con objetos de hasta 2,2 metros de largo. Las dos versiones, 3 y 5 puertas, consiguen un excelente aprovechamiento del espacio interior de nada menos que del 75 al 77 por ciento de su capacidad

Cuando se inicie su comercialización este otoño, los nuevos smart dispondrán de dos motores en su nueva gama. Se trata del bloques tricilíndricos de 1.0 litro en sus variantes de 71 y 90 CV, a la que unos pocos meses más tarde se le unirá una nueva variante de 60 CV. Todas ellas estarán acopladas al cambio manual robotizado ya conocido, al que –al menos aparentemente-se le han corregido los habituales y marcados cabeceos en los cambios de marcha. A los pocos meses de su lanzamiento, se propondrá como opción para la versión intermedia de la gamas una caja de cambios manual de 5 marchas.

Los esquemas de suspensión son los estándar ya conocidos, aunque en breve se ofrecerá una suspensión de tarados más deportivos y con una distancia al suelo reducida en 11 mm.

En cuanto a los precios, aún no disponemos de los valores que se establecerán para el mercado españól, pero en Alemania el modelo intermedio costará algo menos de 12.000 euros y las carrocerías 4 puertas se calcula que estarán unos 700 euros por encima de las tres puertas equivalentes. Tres serán las versiones de acabado: Passion, Prime y Proxy.