nuevo-polo-gti

El pasado Salón de París nos trajo algunas novedades interesantes por parte de Volkswagen y una de las más atractivas, por su deportividad, era el renovado Polo GTI, que en esta última versión, como no, se muestra aún más potente.

La cuarta generación del Polo GTI se fabricará en Navarra, en la fabrica de Landaben y verá como su cilindrada crece desde los 1.4 litros de su anterior TSI hasta los 1.8 litros TSI del actual. Sus prestaciones mejoran notablemente gracias a sus 192cv (anteriormente 180cv) que hacen que el pequeño Volkswagen acelere de 0 a 100km/h en tan sólo 6,7s y que tenga una velocidad máxima de 236km/h. Con ello se acerca aún más al rendimiento del Polo R WRC, aquella versión especial de calle que Volkswagen hizo para homologar en competición el Polo WRC (World Rally Car).

Der neue Volkswagen Polo GTI

Exteriormente, tanto en su versión de 2 como de 4 puertas, se destaca de sus hermanos por múltiples detalles (Parrilla con perfiles de color rojo y estructura de panel de abeja, llantas de 17″, distintivos GTI,…). En el interior más de lo mismo gracias al volante adaptado del Golf GTI, a su tapicería típica de cuadros o a las múltiples partes (palanca de cambio, empuñadura freno de mano, asientos,…) decoradas con ribetes rojos. El equipamiento por su parte es muy rico, con elementos de serie como el avisador de fatiga, la pantalla multifunción “Plus”, el ParkPilot (delante y detrás) o un completo navegador-equipo de sonido entre otros.

nuevo-polo-gti (1)

Por primera vez, aparte de la caja automática DSG de 7 relaciones traerá una caja manual de 6 marchas. Lo curioso es que cada una de ellas es diferente en cuanto a la entrega de potencia. La DSG da al Polo un par motor de 250Nm entre 1.300 y 5.400rpm y la caja manual un par superior, concretamente de 320nm entre las 1.400 y las 4.200rm. Por lo cual, la caja manual es ligeramente más ágil en las aceleraciones y la caja automática en cambio consigue unos mejores consumos. Aunque luego en las cifras finales de aceleración y velocidad máxima, Volkswagen nos asegure que son las mismas.

Para ofrecer una experiencia de conducción todavía más deportiva, estará disponible la suspensión “Sport Select” opcional (amortiguadores ajustables automáticamente) que viene con el “Sport Performance Kit”  que nos permitirá una configuración más deportiva de ciertos parámetros al pulsar un botón. Aparte del cambio en el tacto de las suspensiones, también notaremos cómo mejora la respuesta de la dirección y la del acelerador al mismo tiempo que se hace más perceptible en el interior el sonido del motor. Como culminación, el Polo GTI llevará de serie el sistema ESC-Sport (Control de estabilidad electrónico) que permite más libertad al conductor dejando más margen a la hora de entrar en acción.