Un buen ejemplo de que nuestras preferencias cambian con el tiempo lo encontramos en los coches. Cosas que pensábamos hace unos años que serían imposibles ahora son algo normal. Sin ir más lejos, este Audi A3 Cabrio es un claro ejemplo, quien se hubiera imaginado hace años que un vehículo descapotable llevaría un motor diésel. Ahora es algo normal, siendo Audi una de las marcas pioneras en juntar estos dos polos, que en un principio parecían opuestos.

1.-Platja_davant

La prueba de este Audi A3 Cabrio nos ha llegado justo al inicio del otoño, perfecto, porque junto a la primavera, es cuando más se disfrutan este tipo de coches. Un descapotable en verano es morir de una insolación, pero fuera de las épocas veraniegas, es disfrutar de un sol más suave, de bonitos paisajes y de un agradable aire fresco. Para los más sensibles al frio, tranquilos, todos los fabricantes ofrecen asientos calefactables o salidas de aire caliente especiales.

El nuevo Audi A3 cabrio de 2014 toma como base el Audi A3 Sedán. En la anterior versión, cuando aún no existía la versión sedán, el cabrio utilizaba la carrocería de la versión normal pero ahora se aprovecha de la carrocería más larga del modelo sedán (casi 20cm). En total mide 4.42m, que aunque le permiten ganar algunos centímetros, no nos permitirán llevar cómodamente a dos personas en las plazas traseras. Donde si encontramos mejoras es en la estética. La nueva carrocería le da mucha más presencia y elegancia al A3 Cabrio. Sobre todo destaca la línea recta horizontal que dibuja toda la silueta del coche y que marca totalmente su diseño. En el interior destaca su diseño un tanto minimalista, con pocos botones. La calidad es propia de la marca con detalles muy atractivos y distintivos como las entradas de aire. La iluminación indirecta del interior también es muy agradable así como el tacto de algunos materiales.

9.-Capotat

La capota ofrece una muy buena insonorización y visibilidad, sobretodo lateral.

La capota es uno de los puntos más trabajados por Audi. Capotados, la insonorización es muy buena, quien diría que viajamos en un descapotable. La sensación tampoco es claustrofóbica como en otros modelos e incluso la visión lateral que tenemos es mejor que la versión sedán, al no tener pilar B. Su luneta trasera de cristal en cambio sí que nos ofrece una visión más reducida, normal tratándose de un cabrio. Cuando queremos descapotar, podemos hacerlo a velocidades no superiores a los 50km/h y en pocos segundos disfrutaremos de la conducción a cielo abierto. Pero cuidado al hacerlo, ya que el botón para capotar y descapotar está situado justo al lado del del freno de mano automático y durante la prueba, sin querer, nos equivocamos de botón con el consiguiente susto.

obrir capota

El botón de apertura de la capota esta situado justo al lado del botón del freno de mano automático, lo que puede llevar a equivocarnos sin querer.

Nuestra versión de prueba llevaba el motor 2.0 litros TDI de 150cv, que justo se sitúa a medio camino entre la versión diésel de 1.6 litros y 110cv y la más potente 2 litros de 184cv.  El motor de 150cv se muestra más que suficiente teniendo en cuenta el uso que se le da a un coche descapotable. En marchas cortas y por encima de las casi 2.000rpm el coche responde con unas aceleraciones muy buenas y la entrada del Turbo se hace muy perceptible, lo que puede gustar mucho a los amantes de las versiones turboalimentadas. En marchas superiores y en busca del mínimo consumo, éstas son un poco largas y hacen que debamos recurrir al cambio para realizar una adelantamiento. Eso sí, en viajes largos y por vías rápidas, nos permiten viajar en sexta marcha a muy pocas revoluciones, lo que hará que podamos despedirnos por un buen rato de las gasolineras.

Aligerando el ritmo, el A3 Cabrio también nos ha cautivado. Nuevamente nos sorprende que estemos conduciendo un coche descapotable. Como todo Audi, nada más sentarte y empezar a conducirlo te entra una sensación muy familiar, como si fuera tu coche de cada día. Hacerse a su conducción, su cambio de marchas, embrague,… es cosa fácil y no requiere de un periodo de adaptación especial. Gracias al Audi Drive Select podemos escoger entre diferentes configuraciones de comportamiento como Comfort, Efficiency o Dynamic. Ésta última es la ideal para practicar una conducción deportiva. Entre otros notaremos rápidamente que la dirección se endurece pero tampoco hay que esperar un cambio radical en el comportamiento general. Si buscamos más efectividad siempre podremos optar por la opción Audi Magnetic Ride que si permite más ajustes a nivel de suspensiones. Entrando alegres en las curvas, el A3 Cabrio apenas nos muestra inercias acusadas (pesa 145kg más que la versión Sedán) y transmite al conductor una sensación de equilibrio y seguridad muy apreciada. Si nos mantenemos en segunda y tercera, por encima de las 1.800rpm, disfrutaremos de un  empuje del motor bastante bueno teniendo en cuenta de que hablamos un coche de 150cv que supera levemente los 1.500kg.

6.-frontal

Viajando descapotados, el aire, como en todo descapotable, hace acto de presencia. Nuestros pasajeros posteriores son los que más lo sufrirán. A baja velocidad es totalmente soportable y según subimos el ritmo, lo mejor es montar el cortavientos, aunque entonces tendremos que decir adiós a nuestros pasajeros, ya que el montaje y uso del cortavientos es incompatible con el uso de las plazas traseras.

El precio del A3 Cabrio va desde los 33.520€ de la versión 1.6 TDI (110cv) “Attraction” hasta los 47.780€ de la versión 2.0 TDI (184cv)”Ambition” con tracción quattro. La versión de prueba venia en acabado “Ambition” con un buen equipamiento (Climatizador Comfort plus, volante y asientos deportivos,…) y un precio de 37.820€. Si preferimos motores de gasolina tenemos tres opciones, dos motores 1.4 TFSI de 125cv y 150cv y un 1.8 TFSI de 180cv. Para los más radicales, muy pronto estará disponible la versión S3 Cabrio de 300cv y tracción quattro.

Lo mejor: Estética, acabados interiores, insonorización de la capota y consumo.

Lo peor: Ergonomía de algunos botones, plazas posteriores y capacidad del maletero (320 litros).

El nuevo Audi A3 Cabrio es uno de los pequeños descapotables Premium más atractivos del mercado. La llegada de la variante Sedan ha hecho posible que la versión Cabrio se aproveche de su carrocería, mucho más atractiva para un descapotable. Su tacto general es el propio de la marca de Ingolstadt y gracias al motor 2.0 litros TDI de 150cv, disfrutaremos tanto a ritmo tranquilo como a ritmo más alegre.

Texto y Fotos: Joel Carapuig