RR_LWB_Location_101213_09_LowRes

Los recientemente renovados Range Rover y Range Rover Sport serán los primeros modelos Land Rover que se beneficiaran del nuevo Sistema `All-Terrain Progress Control´ que mejora aún más su incomparable capacidad 4×4. Pero estas no son las únicas novedades.

El nuevo sistema All-Terrain Progress Control (ATPC) permite al conductor alcanzar la velocidad deseada, una vez suelta el freno, sin necesidad de pisar el acelerador. Además el sistema supervisa y ajusta continuamente la configuración del vehículo para optimizar la tracción y continuar avanzando ante cualquier circunstancia. El All-Terrain Progress Control mejora la capacidad todoterreno de los modelos, manteniendo el seguro comportamiento sobre pendientes pronunciadas, terrenos difíciles y superficies de baja adherencia. Esta función resulta particularmente útil  al atravesar zonas de especial dificultad donde lo idóneo es emplear una velocidad muy reducida y constante. Igualmente el All-Terrain Progress Control también funciona marcha atrás y, en cualquier caso, funciona en un rango de velocidades que va desde los 1,8 km/h a los 30 km/h. Range Rover y Range Rover Sport son los primeros modelos que incorporarán esta nueva tecnología, disponible para las versiones TDV6 y V8 sobrealimentado.

atpc_LowRes

En la parte mecánica el rendimiento y el ahorro de combustible de los motores 3.0 de seis cilindros son ahora mejores. Las versiones TDV6 adoptan ahora por un único turbocompresor y no dos como anteriormente, aunque seguirán produciendo 258 CV y 600 Nm. Gracias a ello el consumo mejora en un 8,5% en el Range Rover y en un 5,7% en el Range Rover Sport. Las versiones Range Rover Sport SDV6 conservan los  dos turbocompresores pero su potencia aumenta hasta los 306 CV y 700 Nm, justo 14 CV y 100 Nm más. En este caso, pese a este aumento de potencia, la mejora en el consumo es del 7,0%.

HUD_Urban_LowRes

Otra novedad es el HUD que proyecta información clave en el parabrisas. La información que muestra el HUD incluye la velocidad del vehículo, la posición de la marcha y el indicador de cambio de la misma, información de control de crucero, instrucciones de navegación por satélite y el reconocimiento de señales de tráfico. Para una mayor comodidad, el conductor puede preseleccionar la información que quiere que se muestre.

Las nuevas versiones 2015 llegaran al mercado en Febrero de 2015.