Recuerdo de pequeño aquellas familias numerosas que sufrían la “condena” de ir en “familiares” que parecían más coches de muertos que a ningúna otra cosa. Hoy en día los Avant, Touring, Estate, Combi o aún mejor los Sportwagon llegan a tener una imagen mucho más dinámica y con más glamour que la de la propia berlina que derivan. Cierto es, que no sólo se ciñen a buscar confort por el máximo número de ocupantes posible, sino que como los SUV tienen en el tiempo de ocio en su punto de mira. La carrocería Avant supone, hoy en día, el 50% de las ventas del A4. Así que Audi se juega mucho en las versiones Avant.

IMG_2006

Así que toca ponerse en lugar del comprador potencial y salir en familia a probar este A4 Avant 3.0 Tdi Quattro … Esta motorización me ha enamorado cada vez que la he probado así que la cosa promete.

Bajo al parking y comienzo a cargar todos los utensilios necesarios para pasar el día fuera para nosotros y dos niños pequeños,os aseguro que pueden ser muchos. No tengo el más mínimo problema. El habitáculo es bastante amplio, aunque en su segmento encontramos competidores con mejores cotas interiores, y el maletero, de 490 litros, y formas muy regulares, se traga la carga sin atragantarse y además la puedo ordenar y fijar perfectamente gracias a las guías del maletero. Vendrán curvas y no quiero oír las bolsas y el cochecito yendo de un lado a otro. El maletero parece dispuesto a cuidar del equipaje como el habitáculo lo hace de los pasajeros. Además de las guías, en el maletero, encontramos una segunda moqueta (reversible y con una de las caras con goma) para cubrir todo el maletero en caso de bajar los asientos posteriores. También encontramos una práctica red por si tenemos que superar la altura de los respaldos con la carga. Así pues el Avant supera una de las primeras aptitudes que se le suponen con nota.

IMG_1944

Reunión en el punto de encuentro con los amigos para la salida conjunta. Muchos comentarios alrededor del bonito y deportivo diseño. Más aún, si como es el caso llevas montado el paquete opcional S-Line y unas preciosas llantas, también opcionales, de 19 “. Miradas en el interior y constatación por parte de los presentes del saber hacer de Audi en cuestión de hacer lucir los interiores. Como ya nos tiene acostumbrados Audi la presentación es impecable así como los materiales empleados. Piel y Alcántara en los asientos deportivos regulables eléctricamente, adornos de aluminio de verdad pero con una presentación en la que se le empieza a notar el paso del tiempo. La cantidad de widgets que equipa son casi todos controlables desde la rueda del MMI y se visualiza la instrucción en la pantalla del navegador, la verdad es que te haces fácilmente con el funcionamiento del gadget y acaba resultando muy cómodo.

Una vez sentados en sus cómodos sillones, ya podemos pulsar el botón de arranque y ponernos en marcha. En función de la ruta, el empleo del coche o nuestro humor y gracias al Audi Select Drive podemos decidir cómo queremos que se comporte el coche. Si queremos rodar por autopista o bien relajadamente, podemos elegir la posición de confort, el cambio se sitúa en D, la suspensión se vuelve más blanda y la dirección más suave. Si queremos una conducción más decidida elegiremos la posición Dynamic, el cambio se pone en posición Sport y la suspensión y la dirección endurecen.

IMG_1947

Por las calles de la ciudad el coche se mueve con mucha facilidad a pesar de sus 4,70 mts. una excelente visibilidad en todas las direcciones y el suave trabajo del cambio tiptronic acompañado del buen comportamiento de este A4 Avant en bajos nos sacan de la ciudad con absoluta facilidad.

Llegados a la Autovía el motor mueve los kilos del A4 con absoluta solvencia. Este poderoso y refinado 6 cilindros 3 litros Diesel entrega 245 Cv tiene la velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km / hy hace 0-100 en 6 seg. No está mal no? El sonido proveniente del motor está perfectamente aislado y no se deja sentir casi nunca, a bajas vueltas, cuando podría ser más perceptible su pecado ser diesel, no se deja sentir y arriba de todo cuando la exprimimos hace un bonito ruido grave .

El motor empuja de manera prodigiosa desde el primer instante gracias a sus 500 Nm de par máximo. Esta mecánica va asociada si o si en la caja secuencial de doble embrague S-Tronic. Llegados a la carretera nacional, pongo el cambio en posición Sport, para hacerlo un poco más vivo, con el motor girando más alto de vueltas y con el Turbo siempre a punto, cualquier adalantamiento es bastante sencillo. En las curvas rápidas el coche mantiene la trayectoria perfectamente y la confortable suspensión también nos aísla perfectamente las irregularidades del asfalto.

IMG_1931

Llegamos al puerto de montaña. El A4 Avant empieza a ganar velocidad, pero veo que ninguno de los pasajeros se da cuenta y no hay protestas. El coche ni se mueve y es que la confortable suspensión es suficientemente rígida para no ceder excesivamente a las inclinaciones. El ambiente interior continúa imperturbable. Aquí la conjugación del empuje de los 245 Cv y la rapidez del cambio secuencial S-Tronic nos hace disfrutar mucho de la conducción. En la cima del puerto nos encontramos con el niebla, un poco de lluvia y el asfalto sucio y deslizante propio de las primeras gotas. Ahora es la tracción Quattro la que trabaja. No será el suelo mojado lo que nos detenga de nuestra subida al puerto.

Acabada la jornada llega la hora de volver a casa. Los pequeños duermen así que impone conducción extremadamente suave. El A4 Avant 3.0 tdi Quattro parece sobrevolar la autopista, en séptima, a dos dedos del asfalto, nada lo perturba y nada de lo que pasa en el asfalto se percibe en el habitáculo. Con una gran sensación de confort y seguridad nos lleva de vuelta a casa.  Hay que llegar no demasiado tarde que mañana toca cargar las MTB para salir con los amigos y el lunes viaje a Valencia 700 km por delante y a ejercer de coche de “representación” .Es la ajetreada vida de un familiar moderno, que el Audi A4 Avant 3.0 tdi Quattro supera con una nota muy elevada.

IMG_1939

El Audi A4 Avant Tdi 3.0 Quattro S-Tronic, parece un coche capaz de cumplir con cualquier tarea. Es suficientemente potente, ágil y seguro para hacernos disfrutar al volante, lo suficientemente capaz para transportar con comodidad nuestra familia y todos los trastos. Tiene una imagen bastante Premium para ejercer de vehículo de representación. Además soy uno de los convencidos de que además potencia más seguridad y si lo conjugamos con una tracción total pues imaginaos… Y para acabar de redondear los resultados lo hace con unos consumos que cuesta hacer pasar de 7.5 litros a los 100 aunque nos lo pasemos en grande al volante.
F.Servet