El Skoda Octavia se caracteriza por ser un coche con inspiración familiar, pero la versión RS es mucho más que un familiar ejemplar. A primera vista el Octavia RS hace evidente sus intenciones. Las versiones RS tienen un aspecto bastante más deportivo que las “normales”. Las llantas de 19 “(18 de serie), que dejan entrever las pinzas de freno pintadas de rojo, la parrilla específica, la incorporación de varios spoilers y faldones, las ópticas de doble xenón o su cuerpo más bajo (15mm), le dan una imagen bastante más dinámica. Pero sin perder  jamás las formas de coche serio y responsable de buen coche de familia.

Skoda_Octavia_RS_03

Al abrir la puerta lo primero que te encuentras son unas butacas tipo backet tapizadas con piel y alcantara, continuación de los rasgos deportivos exteriores y específicos para esta versión RS. Estas butacas resultan excepcionalmente cómodas tanto por la dureza de las espumas como por la sujeción del cuerpo. Los materiales que conforman el interior son de calidad y los ajustes son los conocidos en el grupo VAG. El ambiente que se respira es muy agradable, si no fuera por el logotipo del volante se podría llegar a pensar que está conduciendo uno de los primos con más “nombre” de la familia.

Skoda_Octavia_RS_26

El tablier está presidido por la pantalla táctil de 8 pulgadas que gobierna, junto con los mandos del volante multifunción, el extenso equipamiento tecnológico del Octavia RS. El equipamiento del Octavia es muy completo e incluye: Sistema de Audio con 8 altavoces, lector USB, lector SD, Disco Duro Multimedia de 64 Gb. Aibags frontales, laterales, de cabeza y de rodillas. Control de estabilidad, control de velocidad de crucero, climatizador automático bizona, sensor de lluvia y sensores de aparcamiento traseros. En cuanto a seguridad activa equipo: ABS, ESP con XSD (diferencial electrónico a modo de autoblocante) y frenado de emergencia automática.

El espacio disponible en el habitáculo es más que notable. Cinco adultos viajarán sin estrecheces y disfrutando de un alto grado de confort por muchos kilómetros que tengamos por delante. El maletero es inmenso 590 litros. Una cifra con la que desafiar a los monovolúmenes.

Skoda_Octavia_RS_01

Como hemos visto, la versión RS del Skoda Octavia es la más deportiva de todas. Si estéticamente y por equipamiento hace honor a ese hecho, sobre la carretera también lo demuestra, sin olvidar en ningún momento el confort que merecen sus ocupantes. El Octavia RS gracias a sus suspensiones más duras, el centro de gravedad más bajo y en la presencia del diferencial electrónico XSD, que reduce el subviraje de forma notable, tiene un comportamiento dinámico de primer orden y  una agilidad bastante superior a la de los sus hermanos de gama.

La versión RS del Skoda Octavia sólo está disponible con dos motoritzazions. La TFSI de gasolina con 220 Cv y la Diesel de nuestra unidad de pruebas. La 2.0 Tdi de 184 Cv que en este caso además monta, en opción, la caja automática de doble embrague DSG.

Skoda_Octavia_RS_08

Este viejo conocido, sigue ofreciéndonos un alto nivel de prestaciones con unos consumo realmente bajos. Conjugar 380Nm de par máximo desde 1.750 vueltas y hasta las 3.000. 8,3 Seg. por el 0-100 km / h y 228 km / h de velocidad máxima con consumos medios de 6.5 litros no está nada mal. Más si tenemos en cuenta que estamos moviendo un coche de casi 4,7 metros y 1.500kg de peso.

Sin estridencias, el Skoda Octavia RS me ha enamorado. Por poco menos de 30.000 € (contando ofertas vigentes) Tengo una gran berlina familiar, bien acabada, bien equipada, un comportamiento de primera y con unas prestaciones muy buenas y además con un consumo ajustado. Alguien da más?
J.Thomas