Después de unos años en los que no acababa de encontrar la tecla del éxito comercial, Peugeot ha reencontrado el camino del éxito con su 308, un compacto sorprendente el que la crítica internacional ha alabado y vanagloriado . No es extraño que el actual ” Coche del año en Europa” haya sido también un éxito comercial que ha generado un suspiro a las finanzas de la marca gala.

Pero ahora PSA vuelve al ataque con la presentación en el salón de Shangai de dos nuevas versiones de su compacto , el 308 S y el fantástico 308 R Hybrid . En el primer caso, el 308 S es un coche creado , pensado y destinado para el mercado chino, disponible también con la carrocería familiar -Sportwagon- .

308 R Hybrid, la fantasía prohibida de los galos
Pero donde los de Sochaux han sorprendido a propios y extraños ha sido con el radical 308 R Hybrid, un vehículo prestacional que promete 500 cv de potencia, tracción total, una caja de cambios automática de doble embrague y seis velocidades para administrar un par ganado de 730 Nm, unos datos realmente sorprendentes que convertirían el compacto galo en el “hot hatchback” más picante del mercado.
308 R HYbrid
Y esta potencia descomunal vendría asociada de la tecnología híbrida, ya que el 308 R Hybrid dispondría de un motor gasolina 1.6 turbo de cuatro cilindros de 270 caballos que se asociaría a dos motores eléctricos de 115 caballos cada uno, sumando los fantásticos 500 caballos.
Según afirma Peugeot Sport, el nuevo 308 R Hybrid puede hacer el 0 a 100 en cuatro segundos justos gracias a una relación peso-potencia de 3’1 kg / cv. Unos datos que acercan el concepto de Peugeot en la categoría de los grandes coches deportivos del mercado. Estéticamente, el 308 R Hybrid incorpora un frontal con un toque más deportivo, gracias a las generosas entradas de aire frontales, los spoilers agresivos y unos interiores extraordinarios, con un habitáculo que cuenta con cuatro asientos tipo baquet que son resultado de un excel · lento maridaje entre elegancia y deportividad gracias al uso de pieles, cueros y plásticos blandos.
308 R interior

Pero este prototipo no deja de ser un ejercicio de imaginación y exuberancia de la marca francesa, ya que PSA ni tan solo prevé crear una versión R de su 308, y por tanto, la posibilidad de ver circular un 308 híbrido de esta naturaleza es poco menos que una quimera, que nos permite ver el potencial de los ingenieros y diseñadores de la marca gala , pero que nos dejará con la miel en los labios, ya que los costes de producción de un modelo de este nivel serían desorbitados , y el retorno comercial y en términos de imagen no compensaría el enorme coste de fabricación de este felino galo de ensueño.