El nuevo Kia Soul es un vehículo ecléctico, diferente e innovador. Un monovolumen con apariencia SUV que utiliza el chasis, la plataforma y el bastidor de un turismo. Su eclecticismo sin embargo, no impide que sea capaz de destacar con personalidad propia en el segmento de los monovolúmenes compactos.

Estéticamente, el nuevo Kia Soul recibió una importante actualización interior y exterior el año pasado, y este año se ha empezado a comercializar masivamente en España la segunda generación de este monovolumen urbano -de hecho, cabe destacar que el Soul está homologado dentro el segmento B europeo-.

15
Estéticamente diferente
Este modelo recibe el típico frontal nariz de tigremarca de la casa, acompañado con unos grupos ópticos alargados y una calandra y unos spoilers que sobresalen unos centímetros, otorgan al Kia Soul un frontal lleno de vida.Nuestra unidad de pruebas equipa el pack SUV“, que entre otros, añade molduras de color negro en la parte inferior de la carrocería y cromados en las manijas y el perímetro de los grupos ópticos y catadióptricos traseros.
14
Sus líneas son realmente diferentes de las del resto de monovolúmenes urbanos del mercado. Sus dimensiones parecen más cercanas a las de un vehículo compacto (4’1 metros de largo, 1,8 de ancho), y su altura (1’6 de alto) hacen que la estética del nuevo Soul sea más cercana a un vehículo todo terreno que al de un monovolumen urbano.Los interiores del Soul también han sido actualizados y mejorados. Lo primero que se disfruta es la sensación de amplitud y espacio dentro de un habitáculo bien utilizado. Los espacios para los pasajeros son bastante cómodos, y el acceso a los asientos, más que notables gracias a la altura libre del vehículo. Meter criaturas o personas mayores no supondrá ningún problema, como tampoco lo será una vez iniciamos el movimiento, gracias a unos asientos bastante cómodos que sujetan bien a los ocupantes del vehículo.
5
Bien es cierto que a pesar de homologar cinco plazas, tres adultos viajarían un poco incómodos a los asientos traseros en desplazamientos muy largos por carretera. En la habitabilidad interior hay que sumar una capacita de maletero de 238 litros, que alcanzan los 350 litros en caso de utilizar el doble fondo de lo dispuesto en el maletero.
10
Una vez en el interior del Soul, encontrar la posición de conducción es bastante sencillo. El interior del Soul permite una buena visibilidad para el conductor, ya que la abundancia y tamaño de las ventanas generan un espacio diáfano en su interior. La consola central y los mandos del vehículo son de plásticos suaves agradables al tacto, y nuestra unidad de pruebas, equipada con el acabado Drive” incorpora acabados de cuero en los asientos, volante y pomos.
soul1
Una mecánica cumplidora

Nuestra unidad de pruebas equipa el motor diésel 1.6 CRDi que eroga 128 caballos de potencia. Un motor que ya pudimos probar el Kia Carens apenas hace unos meses. El motor, pese a no tener unas prestaciones brillantes, empuja el conjunto con bastante dignidad y agilidad.


Asociado a una caja de cambios de seis velocidades -bastante eficiente y rápidamente esta vez el 1.6 CRDi nos parece mejor aprovechado. Sin embargo, es un motor algo perezoso a bajas revoluciones (no tiene demasiada vida antes de las 1.750 rpm) y tampoco estira mucho más allá de las 2.400 o 2.500 revoluciones. Con todo, esta realidad no es nada sangrienta gracias al buen funcionamiento de la caja de cambios y el escalonamiento progresivo de las marchas.
7
A pesar de que el maridaje del motor con el bastidor es más que aceptable, ciertamente hemos detectado unos consumos reales algo elevados por un motor diesel de poco más de litro y medio de cilindrada. Practicando una conducción eficiente, buscando marchas largas y sin apretar demasiado el acelerador, podemos registrar promedios de consumo de poco más de seis litros por autovías y carreteras -siempre circulando en sexta a una velocidad de poco más de 100 km / h- y de borde ocho litros en ciclos urbanos (quizás el hecho de no disponer de sistema “Start-Stop” penaliza los consumos del Soul).
9

Dinamismo convencional

Este monovolumen aprovecha la misma plataforma, chasis y bastidor del Cee’d, el turismo compacto de la marca. Esto permite que su comportamiento sea realmente similar al de un turismo convencional en todo tipo de condiciones.

Las suspensiones y dirección del nuevo Soul son más bien blandas, e incluso en el modo de conducción deportivo (podemos elegir tres grados de dureza de suspensión, “Confort”, “Normal” o “Sport”) Soul se comporta con docilidad y muestra una enorme adaptabilidad y facilidad de uso.
unnamed

Y es que el Soul es un vehículo muy polivalente, que nos permite circular con una agilidad sorprendente en trayectos urbanos, y con mucha comodidad y confort de marcha a la hora de afrontar desplazamientos largos y medios por autopistas o autovías. Seguramente las carreteras reviradas de montaña no son el mejor hábitat para el Soul, ya que el planteamiento general del vehículo dista de ser deportivo, centrándose sobre todo en las necesidades más cotidianas y generales, como el confort de marcha o la agilidad urbana.

En definitiva, el Kia Soul es una opción excelente para aquellos que deseen un coche espacioso, ágil en la ciudad y cumplidor en la autovía, dotado con una estética que huye de convencionalismos a un precio razonable (la gama Soul está disponible en partir 12.900 €, y nuestra unidad de pruebas tiene un precio de 16.400 €, descuentos promocionales al margen).