El pequeño de los SUV de BMW (o SAV por Sport Activity Vehicle) se renueva para parecerse estéticamente a sus hermanos mayores. Su nueva línea le da claramente un aspecto más robusto y deportivo con el fin de diferenciarse de sus competidores directos y de ser fiel al ADN deportivo de la marca.

P90183719_highRes

El diseño interior sigue los cánones de la marca. Como de costumbre, su salpicadero está orientado hacia el conductor haciendo que la ergonomía siempre haya estado uno de los puntos fuertes de la marca bávara. El equipamiento de serie incluye el climatizador, el sistema de audio con conexiones USB y AUX-In y el sistema iDrive con pantalla de 6,5”. Los acabados disponibles para el nuevo X1 serán el Advantage, el Sport Line, el xLine i el más deportivo M Sport.

Su habitabilidad va a más tal como así lo pide su público objetivo. Respecto a la aun actual generación, el nuevo X1 es 53mm más alto, lo que hace que sus asientos puedan estar más altos (35mm los delanteros y 64mm los traseros). Esto le da al conductor y a los pasajeros una mejor visibilidad y también una mayor sensación de seguridad. El espacio para los brazos y las piernas también se ha mejorado. El maletero por su parte ha crecido y ahora tiene una capacidad de 505 litros (85 litros más que ahora). Este detalle lo sitúa ahora por encima de su máximo rival, el Audi Q3, que tiene un maletero de 460 litros.

P90183726_highRes

El nuevo X1 estrenará una nueva generación de motores. Los primeros modelos en llegar serán uno de gasolina y tres de gasoil, todos ellos de 4 cilindros. Sus potencias irán desde los 150cv del diésel más pequeño hasta los 231cv y estarán disponibles tanto con cambio manual como con cambio Steptronic de 8 marchas. Su tracción inteligente Xdrive ha sido mejorada y sólo la versión básica sDrive 18d llevará un sistema normal de tracción delantera, como en el BMW Serie 2 Tourer.

P90183676_highRes

Como novedades de equipamiento, el X1 se beneficiará de la llegada del Head-Up Display, que proyecta información importante en el parabrisas. También podrá llevar el Driving Assistant Plus, un sistema de control de crucero activo que incluye la función Stop&Go, la advertencia de salida del carril, la asistencia de conducción en retenciones de tráfico, la advertencia de colisión y la advertencia de presencia de peatones con función de frenado.

El nuevo BMW X1 llegará a los concesionarios a partir de octubre con un precio que empezará en los 32.400€ y terminará en los 45.500€. Un aumento de tarifa que lo acerca mucho al X3.