Si de una cosa no se puede quejar un amante de los minis es de la variedad de carrocerías...